viernes, 7 de marzo de 2008

LA DOLCE VITA

La Pastelería

Esta tienda se la hemos hecho a mi cuñada Esther por su cumpleaños. Es una pastelería atemporal, no la quisimos encajar en ninguna época concreta, pero quizá los carteles retro y la caja registradora le den un aire sesentón.
La idea ha sido dársela montada y con los muebles y detalles, pero no descartamos en un futuro ir añadiendo cositas, para que ella las ponga donde le guste.


Aquí podéis ver la fachada. La tapa (tejado) se puede quitar para ver desde arriba todos los detalles.


Las tartas son de Fimo, ya colgué las fotos en alguna entrada anterior. La verdad es que son muy fáciles de hacer, y dan un resultado espectacular. Quizá aún le falte el toque “auténtico”, ese que hace que parezcan de verdad 100%, pero bueno, la experiencia lo es todo.



El papel de la pared, lo saqué de la página de imprimibles de MSN, nos costó mucho decidirnos por los colores. De la cenefa para arriba las paredes están pintadas de rosa, con pintura acrílica (mezcla de burdeos y vainilla).



La iluminación se basa en cuatro puntos de luz, no asociados al techo para tener la posibilidad de quitar la tapa y poder apreciar la pastelería desde arriba. Por ello, las luces están en las paredes laterales y el fondo. El sistema que elegimos es el de cinta de cobre. Para ocultar los cables de las lámparas laterales, pusimos una moldura de madera, pintada de color vainilla. Podíamos haber empapelado esa zona, pero nos gustaba cómo quedaba pintado, así que usamos ese adorno para disimularlo y para romper un poco con la monotonía de una pared lisa.

Los muebles son de madera, de la marca Eurominis, pintados en plata y nogal también con pintura acrílica. Los detalles de cajas son imprimibles, así como el dinero que aparece dentro de la caja registradora y las revistas y periódicos del revistero. Estos imprimibles los podéis obtener de http://www.printmini.com/. Las blondas son recortes de blondas reales.

La tarima está hecha con listones de madera, pegados uno a continuación de otro sobre el suelo. La verdad es que es un sistema muy barato (2€ 75 tiras y no se llegan a usar todas) y que da unos resultados impecables. Este sistema también lo empleé en la tetería y el cuarto de la modista en mi casa de muñecas. Me gusta más que los parquets impresos.


Los marcos de los carteles, están fabricados con cartón ondulado, cortándolo convenientemente para hacer las tablillas para luego pegarlos alrededor de la imagen impresa.

2 comentarios:

Mali dijo...

Aunque digas que le faltan "cosillas" yo la encuentro preciosa.

Un besazo

Cromoly dijo...

Maja, hay que ver lo que esto ha evolucionado, me despisto tres días y ya la tienes hecha!!!! está genial!